Tómate la medida con una cinta métrica de oreja a oreja pasando la cinta por la nariz… ¡Así conseguiremos que te ajuste perfectamente y no te sobra mascarilla ni que te tire de las orejas!